Bebida “MATCHCANADA” (de la unión Matcha – canela – granada)

Os presentamos una bebida elaborada con elementos naturales y rica en vitamina C, antioxidantes y digestivos.

¡Hoy estamos de estreno!. Y lo estamos por dos motivos: inauguramos nuestro apartado “bloguero” y también esta receta inventada por la más peque de la familia…

Como iba diciendo, la receta de hoy la vamos a dedicar a un té, pero no a uno cualquiera, sino al considerado el mejor por sus propiedades y que tiene una gran tradición en Japón (un día os contaré la historia de la ceremonia del té en este país asiático).

Se trata de una variedad de té verde molido que, a diferencia de otros tipos de té verde, se presenta y se vende en forma de polvo, con ese característico color verde que tanto le distingue. Destaca su utilización en la cocina, ya sea en la elaboración de postres clásicos, helados o bizcochos.

Rico en antioxidantes y flavonoides, pigmentos vegetales que encontramos en el matcha y en otras muchas plantas y que aportan una buena diversidad de beneficios para nuestra salud, se trata de una bebida tremendamente antioxidante, sobre todo por la presencia de las catequinas del té.

Estas catequinas cuentan con una gran capacidad para neutralizar la acción negativa de los radicales libres, ayudando a reducir los efectos que estos ejercen en nuestro organismo.

También aporta vitamina C, que fortalece nuestras defensas y ayuda en el proceso de depuración natural de nuestro organismo, previniendo la retención de líquidos o eliminando toxinas, por ejemplo. Un té ideal para mantener el cuerpo sano.

La granada, nuestro segundo ingrediente, aunque no menos importante, puede ser un excelente aliado para aliviar malestares estomacales, acidez y problemas de reflujo gastroesofágico, hernia de hiato o ardores.

Los taninos que contiene esta fruta le confieren propiedades astringentes y antiinflamatorias que actúan en las mucosas del tracto digestivo. La corteza (malicorium) y los tabiques internos son las partes del fruto que más cantidad de taninos contienen. Por ello, el consumo de granada está indicado en caso de diarreas infecciosas, cólicos intestinales, flatulencia y estómago delicado.

La canela, nuestro tercer y más sensual ingrediente, fue en la antigüedad más valiosa que el oro y se asociaba a los rituales de sacrificio o de placer.

Originaria de Sri Lanka (Ceilán), Birmania e India, su corteza es picante y de sabor dulce, y se utiliza desde tiempo inmemorial para el tratamiento de enfermedades cardíacas, del bazo, del hígado y de los riñones.

La canela es una de las especias con más poder antioxidante, debido a los fenoles y flavonoides que contiene. Además, posee vitaminas B1 y C, y minerales como el fósforo, el calcio, el hierro y el potasio.

La Medicina Tradicional China la considera una hierba Yang (propiedades calientes) por ser picante-dulce y, por tanto, rica en propiedades digestivas e indicada para incrementar el fuego interior y dispersar el frío de las enfermedades que este origina.

Por lo tanto, los beneficios de la canela se enmarcan en el ámbito de las enfermedades o dolores originados en el frío, como los reumas, la artritis, la gripe y otros síndromes que requieren de la expulsión del frío para su tratamiento o curación.

Puesto que la hierba posee propiedades picantes y calientes, estimula la circulación sanguínea y está contraindicada en aquellas personas con tendencia al sangrado o que toman anticoagulantes. De igual modo, debe administrarse en bajas dosis durante el embarazo.

La canela de Ceilán es rica en fibra dietética, hierro, calcio y manganeso. Su contenido nutricional ayuda a desterrar el estreñimiento y previene la deposición de la bilis. Los médicos indican también que una cierta dosis de canela ayuda a prevenir el cáncer de colon. Una cucharadita de este polvo de canela, combinada con sirope de coco, ayuda a perder peso. La canela en polvo promueve la acción metabólica y, por lo tanto, favorece la digestión activa y la pérdida de peso global.

Los científicos afirman que oler la canela aumenta el poder de la memoria, pero cuidadito, pues el aceite esencial es termogénico y puede irritar la piel (consejo de aromaterapeuta). Consultad siempre con un profesional.

Y después de esta breve explicación redactada para que conozcáis más sobre los superalimentos que hay en nuestro planeta y sus beneficios, os damos las pautas para preparar nuestra bebida .

Dos vasos de agua.

Una cucharadita de té matcha.

Una cucharadita de granada en polvo.

Una pizca de canela en polvo

Quizá necesites calentar el agua, aunque con agua a temperatura ambiente el té matcha se deshace. Puede que se quede un poco de poso en el fondo, pero moviéndolo con una cuchara se irá deshaciendo.

Y si tienes batidora, úsala, lo bates bien y a la nevera, al fresquito. O calentito, según gustos. Y si lo pones en un termo, te puede acompañar a todas partes.

¡Gozadlo tanto como nosotras!

Vive y disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *